Publicidad

Photobucket

martes, 15 de diciembre de 2009

Josefina Baker

Joséphine Baker (Freda Josephine McDonald),

Nacida el 3 de junio de 1906 en Saint Louis, Missouri - fallecida el 12 de abril de 1975 en París, fue una famosa bailarina y cantante de espectáculos de variedades y cabaret, y también actriz cinematográfica.

Después de pasar la prueba en el local de vaudeville, empieza a trabajar de forma ininterrumpida en el escenario, y ganó su primer concurso de baile a los 14 años.

Se casó cuando tenía 13 años, pero en 1920, ya se había divorciado y su segundo matrimonio fue con Willie Baker, un guitarrista de blues, de quien tomaría su apellido artístico.

En 1921 es bailarina en la revista musical Shuffle Along y, en 1924, en Chocolate Dandies. Actúa en el Cotton Club de Nueva York.


Debutó en París el 2 de octubre 1925 con el espectáculo la Revue Nègre, que incluía una orquesta de jazz, dirigida por Claude Hopkins, con la participación de Sidney Bechet. Su exótica forma de bailar, su sexualidad desinhibida y su vestimenta mínima -una falda hecha con bananas- resultaron más atractivas para los europeos que para los americanos.

Después de una gira por Europa, fue la vedette del Folies Bergère y luego abrió su propio club Chez Joséphine. En 1927 se estrenó su primera película La Sirène des Tropiques, a la que seguirían Zouzou y Princesse Tam Tam.

Joséphine Baker
en la revista Un vent de folie, 1925


En la segunda mitad de los años 1920 y durante los años 1930 fue además una destacada modelo fotográfico y pin-up.

A comienzos de los años 1930 grabó sus primeros discos, y , al año siguiente, conseguiría un gran éxito con la canción J'ai deux amours.

En 1936 regresó a los Estados Unidos para actuar en Ziegfeld's Follies con Bob Hope y Fann Brice.

Una parte importante de la opinión pública atacó la promiscuidad del show, y varios hoteles y restaurantes impidieron a la artista su entrada: Finalmente Joséphine abandonó la obra y regresó a París, donde adquirió la ciudadanía francesa al casarse con el magnate del azúcar Jean Lion, que tuvo problemas por ser judío durante la ocupación alemana de Francia.

Durante la segunda guerra mundial, se unió a la resistencia francesa y, posteriormente, fue subteniente auxiliar en las Fuerzas Aéreas Francesas, y levantó la moral de las tropas aliadas, actuando para ellos. También colaboró con la Cruz Roja. Después de la guerra recibió la Medalla de la Resistencia y la Legión de Honor. Volvió a casarse con el director de orquesta Jo Bouillon.

Regresó a la actividad artística y trabajó en el circuito de cabarets de París durante varios años, luego fue a Cuba, antes de regresar de nuevo a los Estados Unidos, donde apoyó los movimientos de promoción social afro-americanos. Luego hizo una gira mundial de despedida, y se retiró del mundo del espectáculo.


Josefina Baker en Argentina:

Después de la muerte de Eva Perón, en 1952 en argentina, la rama femenina del peronismo no halló quien la sustituyera.

Nadie, tampoco, se animó a imitarla. No era posible, y en todo caso hubiera necesitado de la ayuda del dictador Perón. Hubo, sin emargo, una extranjera estrafalaria que por un instante quiso intenterlo.

Fué Josefina Baker, aquella que treinta años antes despertara la turbia sensualidad de las grandes capitales, y que ya venida a menos, reapareció en Buenos Aires dispuesta a correr una aventura política.

Perón la consideró "huésped oficial" y ordenó que se le facilitara cuanto pidiera en sus andanzas de agitadora social por algunos pueblos vecinos a Buenos Aires.

A ellos fué la Baker acompañada de una estrepitosa "claque". Se entrometió en los hospitales, asilos, manicomios, revisó los alimentos y vestimenta de los internados, gritó, protestó y amenazó en un idioma apenas inteligible.

No se sabía que hacer con ella, puesto que tenía el apoyo del tirano Perón. Como su actuación excedía lotolerable, el ministro de Salud Pública, Carrillo, escribió una larga carta al dictador detallando las andanzas y escándalos de su desorbitada propagandista.

"Debo hacerle saber que terminará por sublevarse los sospitales de tuberculosos, donde basta media palabra de disconformidad o apoyo exterior para que las células comunistas de los establecimientos entren en acción, lo que no ocurria entre los locos ni entre los leprosos".

"Estas dificultades -seguía diciendo el ministro- comenzaron el maldito día en que tuve la peregrina idea de decir que en la argentina no había problema de negros, ya que los únicos eran algunos ordenazas del Congreso, ella y el subscrito".

Durante su vida, Josefina Baker adoptó a doce huérfanos de diversos orígenes a quien denominó la tribu del arco iris. Regresó varias veces al escenario por dificultades económicas y también para apoyar el movimiento norteamericano por los derechos civiles, dio cuatro conciertos en el Carnegie Hall, para conseguir fondos para la causa, y participó en la marcha sobre Washington, en 1963.

Por problemas económicos volvió varias veces al escenario, pero también fue ayudada por Grace Kelly, entonces Princesa de Mónaco y amiga personal de la artista.

Vivió, con sus hijos adoptivos, en el Castillo de Milandes, en Castelnaud-la-Chapelle (Dordoña, Francia).

Cuando murió, en 1975, era una persona muy querida y respetada, y fue la primera mujer de origen estadounidense en recibir honores militares en sus funerales, celebrados en Francia, aunque su tumba se encuentra en el cementerio de Mónaco.

Notas Relacionadas:

El Dictador

Publicidad

Photobucket

Mi lista de blogs