Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

martes, 13 de mayo de 2008

Francisco José Segui

CONTRAALMIRANTE FRANCISCO JOSE SEGUI


Marino intrépido perteneció a la patria desde la hora inicial de su escuadra; ganó con el Almirante Guillermo Brown los primeros ascensos y en la acción del Juncal la victoria lo reconoció como a uno de sus hacedores esforzados. Apartado durante la época de la tiranía de Rosas, después de Caseros estuvo con Buenos Aires alistado en las filas del orden y del respeto a las instituciones.
Francisco José Seguí nació en Buenos Aires el 12 de noviembre de 1794, y fueron sus padres Andrés Seguí y María Ignacia Bermúdez, natural de Buenos Aires. Transcurrida la infancia en el hogar porteño fue enviado a España a proseguir la carrera naval, circunstancia que lo hizo aparecer inscripto en la escuela naval de San Fernando, trasladada a Cuba con motivo de la guerra napoleónica estallada en la península. Egresado Guardiamarina regresó más tarde a Buenos Aires, y pasó a prestar servicios el 7 de febrero de 1814 en la escuadra que formaba Guillermo Brown para abatir el poderío español en el Río de la Plata.
Destacado como jefe de la cañonera "Americana", armada de dos cañones y veinticinco tripulantes, se batió en el ataque a Martín García y formó parte de la escuadrilla de Nother cuando el 28 de marzo en el combate del Arroyo de la China, se inmoló el valiente Spiro. Concurrió a la caída de Montevideo y el 23 de junio de 1814 llevó a bordo al General Alvear con su Estado Mayor cuando se dirigió a tomar posesión de la plaza rendida. La participación en esta campaña lo hizo acreedor a la medalla por el combate de Montevideo.
Su actuación constante en la lucha que Buenos Aires mantenía contra López y Ramírez lo contaron en la acción del 1º de enero de 1820 en la cual, la escuadrilla de Hubac bloqueó el puerto de Santa Fe.
Declarada la guerra contra el Imperio del Brasil hubo necesidad de vigorizar la escuadra. Llegado el momento de los aprestos definitivos y distribuido el personal por Zapiola, que era a la sazón Comandante General del Puerto, le tocó al subteniente Seguí actuar en el bergantín "Balcarce", de catorce cañones, comandado por el capitán Bartolomé Ceretti, donde Guillermo Brown hizo tremolar su insignia al abrir la campaña y fue a ocupar el fondeadero de Los Pozos en la tarde del 13 de enero de 1826.
Atacante de la fragata "Emperatriz", operación del Almirante Guillermo Brown que se libró sin éxito frente a Montevideo, fue Seguí uno de los bravos que desafió la muerte en el segundo combate de Los Pozos, librando el 11 de junio de 1826, a bordo del "Balcarce". Combatiente el 29 y el 30 de julio del mismo año frente a Quilmes, lugar donde Tomas Espora y Leonardo Rosales se forjaron héroes, marchó hacia la hora gloriosa del Juncal, donde alcanzó en plenitud el premio a su heroísmo.
Al frente de sus naves Almirante Guillermo Brown penetró en el río Uruguay el 28 de diciembre de 1826, para escarmentar a los barcos brasileños que encontró fondeados a la altura del río Negro. En esta oportunidad Seguí era el Comandante del bergantín "Balcarce" fuerte en catorce cañones de a seis y nueve, que conjuntamente con las coletas "Sarandí", "Pepa", "Guanaco", "Unión", la sumaca "Uruguay" y ocho cañoneras prometían aniquilar al enemigo.
El combate se reanudó con violencia e intrepidez el día nueve. Los tres barcos mayores de nuestra escuadra: la "Sarandí" comandada por el Almirante Guillermo Brown , la "Maldonado" por Drummond y el "Balcarce" por Seguí, acosaron al enemigo sin darle tregua, a punto tal que este último logró derribar el mastelero del bergantín enemigo "Januaria" logrando rendirlo.
Como consecuencia de esta acción el gobierno le confirmó en el grado de Capitán el 23 de marzo de 1827, y el 18 de septiembre del mismo año, se le confirió el de Sargento Mayor Graduado.
Contados años le quedaban a Seguí para permanecer a bordo. Combatiente en Punta Lara el 8 de junio de 1828, donde sufrió heridas a consecuencia de una explosión de pólvora.Fue promovido a Coronel Graduado el 16 de agosto del mismo año, destacó definitivamente y alcanzó el grado de coronel, el 27 de julio de 1829. Los días de las glorias más puras habían pasado. En adelante la intrepidez y el denuedo se derramarían por los cauces azarosos de las luchas civiles y políticas. Colocado a los treinta y tres años de edad en la plana de inactividad del ejército, hizo súbitas apariciones en algunos cargos de significación tales como el de la Ayudantía del Puerto en 1833 y el de la plana mayor del Ejército el 21 de octubre de 1834. Borrado por el tirano Juan Manuel de Rosas del escalafón militar como otros distinguidos jefes por el decreto del 16 de abril de 1835, su destino quedó sellado, y optó por emigrar a la Banda Oriental donde luchó en favor de la causa unitaria. En la vecina orilla ejerció por largo tiempo la Capitanía General del Puerto de Montevideo, y por designación de Ribera fue también en 1846 Comandante Militar en el puerto de las Vacas y Maldonado.
Solicitado por Guillermo Brown , el heróico almirante que conocía su temple, Seguí volvió al suelo natal en 1850 y Juan Manuel de Rosas lo dio de alta con el grado de Coronel, confiándosele el mando de la corbeta "25 de Mayo" para que ejerciera la vigilancia del puerto, debiéndose a su intervención después de Caseros la toma de la isla de Martín García en marzo de 1852. Hombre de Buenos Aires defendió su causa durante el sitio de Hilario Lagos, el cual se prolongó hasta julio de 1852. Jefe de Martín García y miembro más tarde de la Junta Consultiva Militar alcanzó en los instantes de la organización nacional la Capitanía General del Puerto de Buenos Aires, que desempeñó desde 1855 hasta 1868, y en años posteriores la de San Fernando, Tigre y San Isidro.
Incluido en la nómina de los Guerreros de la Independencia vio Seguí correr sus últimos días rodeado del afecto de la vastra prole que sus dos matrimonios habíanle proporcionado, el primero celebrado con Eudosia Garmendia y, viudo de esta, el segundo con Martina Díaz. El heróico marino del Juncal falleció en Buenos Aires el 19 de mayo de 1877 a los ochenta y tres años de edad. Siendo modernamente como homenaje póstumo ascendido a Contraalmirante y declarada su tumba en la Recoleta, sepulcro histórico.

No hay comentarios:

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

Mi lista de blogs